TOROS EN SEVILLA

El blog taurino de Víctor García-Rayo. La pasión por el hábitat natural del toro de lidia. La fiesta, el amor por el animal más hermoso del mundo. Centrado en Sevilla, una ventana taurina que se abre al mundo.

miércoles, 10 de abril de 2013

LAMA DE GÓNGORA PIERDE CON LA ESPADA UN TRIUNFO NOTABLE EN SEVILLA

Plaza de toros de Sevilla.
4 novillos de Juan Pedro Domecq y 2 de Parladé, nobles en general.

GONZALO CABALLERO. (Ovación y silencio).
SEBASTIÁN RITTER. (Silencio y silencio tras aviso).
LAMA DE GÓNGORA. (Ovación y palmas tras aviso).



Dos orejas, eran dos orejas

Una de cada novillo, y un triunfo importante en la presentación con caballos en Sevilla. Pero todo eso ha perdido Lama de Góngora esta tarde en la Real Maestranza por pinchar reiteradamente con la espada. Al tercero…y al sexto.

Merecidamente esperado el regreso del sevillano Lama de Góngora al coso del Baratillo. La novillada de Juan Pedro Domecq ha sido noble, en momentos sosa, y los astados han permitido el lucimiento de los toreros. El peor lote cayó en manos de Gonzalo Caballero. Media plaza de entrada y cielo entoldado.

No rubricó el esfuerzo

En la puerta de chiqueros inició el sevillano sus dos faenas en Sevilla. Con el capote además estuvo templado y fácil. Con la muleta manejó con extraordinaria soltura los tiempos y las distancias. Y todo con esa sevillanía que cuadra en esta tierra. Lama de Góngora razona, alarga, manda y…pincha.

Torerísimos los ayudados al melocotón tercero. Faena de seguridad y temple con algún natural auténticamente extraordinario. Manejó el sevillano las distancias y puso en escena una torería dorada. Muy bien Lama. Y muy mal con los aceros. Aquí perdió la primera oreja. Impecablemente vestido de grana y oro, lidió al sexto –al que recibió pegándole hasta tres largas cambiadas- con pulcritud y sentido de la medida. Se notó que andaba, toda la tarde, con la mente muy despejada en la plaza. De nuevo cuajó al ejemplar de Juan Pedro –era un toro y enseñaba mucho la cara- y mereció cortar otra oreja que dejó escapar con los aceros. La espera estaba justificada, Lama de Góngora no defraudó…pero se le esfumó el triunfo entre los dedos.

Gonzalo Caballero sufrió una voltereta muy violenta en el primero de la tarde que le hizo incluso perder la consciencia. No transmitió este novillo que arrancó la tarde pero el torero, en el tramo final del trasteo, logró levantar el ánimo del episodio. No dio ni un paso atrás. Espadazo y merecida ovación. Salió a matar al cuarto y además lo recibió de pie con el capote a la espalda. Hizo el diestro lo que estaba en su mano, incluso pegarle pases sueltos, uno a uno, a un ejemplar que no decía nada. Esfuerzo con la paliza a cuestas y espadazo algo bajo.

El colombiano Ritter, que se presentaba en Sevilla, lo tuvo todo a la contra. Fue la suya una tarde cuesta arriba. No dejó que el primero se rajara y se quedó en los medios con su oponente, pero no entendió las distancias y en terreno de cercanías con toreo vertical, cimentó una faena que no cayó de pie en los tendidos. Aplaudido un novillo que pidió más espacio. Sebastián Ritter toreó al sobrero quinto –el titular se partió un pitón por la cepa al rematar de salida en un burladero- y fue su faena la continuidad de una lidia entre protestas por la falta de fuerza del novillo de Juan Pedro. Mal con la espada el colombiano, que mostró en Sevilla una facilidad con capote y muleta que no transmitió con importancia a la afición hispalense.

 

-------------------

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario