TOROS EN SEVILLA

El blog taurino de Víctor García-Rayo. La pasión por el hábitat natural del toro de lidia. La fiesta, el amor por el animal más hermoso del mundo. Centrado en Sevilla, una ventana taurina que se abre al mundo.

miércoles, 1 de febrero de 2012

TRIUNFAN DÁVILA MIURA Y JAVIER SOLIS EN EL FESTIVAL DE MOURAO

En la coqueta plaza de Mourao -lugar de encuentro de la afición ibérica, como textualmente se anuncia- se celebró el miércoles un interesante festival con lleno en los tendidos.
Brito Paes lidió en primera instancia un ejemplar complicado de Rocha, rajado y cobijado siempre en los adentros. Tarea esforzada del caballero. Embistió mucho más franco el ejemplar de Lupi, que apretó de salida y luego colaboró ante un jinete firme. De los rejoneadores fue, sin embargo, Marcelo Mendes el indiscutible triunfador. El novillo acudió a los caballos y Mendes cimentó una faena enrazada, espectacular, variada e indudablemente construida en los terrenos del riesgo. Muy bien Marcelo Mendes, que se mostró capaz, muy capaz.
Actuó a pie el matador sevillano Eduardo Dávila Miura. Vaya por delante la felicitación a la casa Murteira Grave -magníficos novillos los lidiados en Mourao-. El ejemplar del diestro hispalense fue pronto, hay que recordar que ni se picaron ni se mataron los astados y Dávila Miura basó su actuación en el pitón izquierdo, magnífico pitón aprovechado por un torero muy aplaudido. Con su boca cerrada, el de Murteira obedeció al torero y le dejó plasmar una faena que gustó al público que llenaba el coso.
El segundo novillo fue de bandera, un ejemplar magnífico. Pero además hay que subrayar la actuación del extremeño Javier Solis -hay que darle cancha a este torero- porque estuvo soberbio con un novillo que descubría al más pintado. Por bravo, por noble y entregado, porque humilló siempre y buscó las telas por abajo. La faena fue bella, muy bella, con muletazos tan profundos como macizos. El sentido del ritmo y del temple de Solis cuadró a la perfección con un novillo de lujo.
Echó de menos un puyazo el novillo que cerró plaza, el más fuerte. Le tocó a Joaquim Ribeiro "Cuqui", que mostró un afán a tener en cuenta. Más verde obviamente que sus antecesores, no dudó en irse a los medios y apostar por un novillo de Murteira al que le faltó sangrar.
Al final, público contento, gran actuación de Javier Solis y ojo, atención a la vacada de Murteira, que echó una novillada -los tres de a pie- muy interesantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario